jueves, 25 de mayo de 2017

Espalda nadador + truco para cuellos desbocados

Tengo camisetas amplias; durante mucho tiempo han sido mis preferidas.
Justamente ahora me apetecía algo más ajustado - en parte para llevar con pantalones anchos.


Usé una tela preciosa de Cal Joan, de esas a las que meto tijera cúter sin dudarlo cuando coso para los peques, pero que me da cosa meterles mano cuando voy a coser para mí (oops!!).


El patrón en teoría salió de un Burda de hace años, pero que había modificado muchísimo cuando lo cosí... y volví a cambiar varias cosas, así que cualquier parecido con el inicial será casualidad.


Espalda nadador, fresquita.


Una pinza delante, porque me sobraba de ancho (y de escote!).
Me gustan esas pinzas laterales que lleva en el pecho.


Lo que os quería enseñar es que rematar las curvas con puño no siempre es fácil (tutorial aquí). Si encima son curvas cerradas, y en lugar de puño usas camisetas elástica, ya se puede considerar alto riesgo.
Ya lo sabía, pero como tenía un truco en la manga probé igualmente a ver qué tal. Mirad cómo me quedó. ¡¡Cómo boquea!!


Vale, ahí va el truco. Como lo que pasa es que 'sobra tela' en el puño (bueno, en realidad si no quería que sobrara en el borde, se me habría fruncido la camiseta, porque la tela no está pensada para hacer esas curvas cerradas).
Así que la solución -sin tener que descoser, jijiji- es doblar el puño. Podéis doblarlo hacia dentro o hacia fuera, según el efecto que queráis. Yo lo hice hacia fuera para que quedara como un ribete.


Cosí con la máquina de coser, walking foot (opcional) y puntada zigzag. Después añadí otra puntada recta (shhhh, porque en algún sitio puse el zigzag demasiado al borde).


Así queda por dentro y por fuera.


Mucho mejor, ¿verdad?


Aprovecho para participar en Rums.





















lunes, 22 de mayo de 2017

6, 5, 4, 3, 2, 1... Splash!!


Verano a la vuelta de la esquina + última Ottobre kids + grupo de amigas costureras cosiendo juntas... ¿Qué más se puede pedir?

Aquí estamos:
¡¡Pasad por sus blogs para ver sus vestidos!!



La última Ottobre kids (03/2017) trae ropa de verano - lo especifico porque aunque sea el número de verano, siempre me parece que lo traen todo súper abrigado. Pero esta vez no, hay vestidos de manga corta y tirantes, blusas, etc. Me ha encantado este número.


Entre tanto patrón chulo, nos enamoramos del vestido Mermaids. Es para tela plana, fácil de coser y fresquito.


Nos costó decidir las telas, y al final ganaron estas tan chulas de Nineuk. Mi nena es fan de los colores vivos, y ese rosa es increíble.


Las telas quedaban fenomenal juntas, pero de ninguna manera bastaban para cortar las piezas enteras, así que lo hice a trozos.


Pasé de la cremallera (cabe perfectamente por la cabeza) y rematé el escote con biés casero.


Para decorar aproveché que era el cumpleblog de Manos Revoltosas (¡¡felicidades de nuevo!!) y que nos invitaba a copiar sus famosas (y preciosas) hojas.


Así que las copié descaradamente (¡me chiflan!) usando retales de las mismas telas y ondulina - todo pegado primero con adhesivo en spray, y cosido después.

Cintas, maquinita para hacer biés, adhesivo temporal en spray, tachas termoadhesivas, etc. de Hilos y Más.


Además para el bajo usé una puntada decorativa - son muy chulas, pero ¡¡leeeeeentas!! con lo rápido que es usar puntada recta...


¡Ha sido un placer coser con vosotras, chicas!

viernes, 19 de mayo de 2017

Cómo cortar la tela para casar un estampado


Siguiendo con el último post, os prometí que os contaría cómo hice para casar el estampado.



Primero corté un delantero.
¿Veis la raya discontinua en el patrón? Es el centro del delantero. Lo marqué con alfileres en el delantero que ya había cortado y puse el patrón hacia el otro lado, simulando el otro delantero (haciendo coincidir la línea central del patrón con la que había marcado con alfileres).



Ahora viene el truco: calcamos el estampado. En este caso no me bastaba con que coincidieran los coches de forma, sino que quería que coincidieran de color. Por eso usé varios sharpies (rotuladores permanentes) de los colores de los coches, para marcar bien lo que tenía que hacer coincidir.

Hice lo mismo para el bolsillo. En la foto esta foto se ve bien el resultado:



Después hay que hacer coincidir lo que hemos calcado con la tela que tenemos. En mi caso, resultó algo complicado, porque los coches se repetían 'poco'. Vale, hay coches por todo, pero el esquema de colores no se repite tanto como yo esperaba.
Nota: antes de cortar el otro delantero, comprobad que os van a caber las mangas y el resto de piezas que necesitéis.


Hacer coincidir el bolsillo fue pan comido, comparado con el delantero. ;-)



Colocamos el bolsillo en su sitio...



...y después ya simplemente es coser. Todo encajará bien.


¿Qué os parece? Trae un poco más de trabajo, pero si la tela os basta, el resultado realmente vale la pena.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Camisa de coches retro


Hoy vengo con una costura acompañada :) de Páginas Azules.
Nada como ojear la Ottobre con las amigas y decidir coser algo juntas.
Gracias por estar ahí :-*


Justamente este último número trae muuuuchas cosas chulis para nena, pero las de niño no me gustan. Excepto la camisa, que me pareció muy original, con las mangas raglán.


Tenía mis dudas de qué tal quedarían esas mangas, pero ¡tenía que probar!


Elegir tela le costó un montón, porque además de estos coches tan chulísimos de Cal Joan, tenía también unas piñas que también son geniales, pero al final se quedó los coches.


Y la verdad es que fenomenal. Cosí la talla 116, y mi peque mide 114 (menos mal que no cosí una más, ya es suficientemente amplia).


Esta vez me he comportado y he cortado el patrón tal cual. Lo único que he tocado ha sido que las mangas van en 2 piezas cada una, pero las uní por la parte recta para no romper el estampado de la tela.


Esta camisa es la más sencilla que he cosido, supongo que porque en lugar de botonera tiene vistas...


...y porque el cuello es en una pieza (no tiene esa tira que suelen llevar).


Aunque me compliqué un rato para casar el estampado del delantero y del bolsillo. AQUÍ os cuento cómo lo hice.


Como siempre, hice trampa con el revés del cuello y usé loneta para no entretelar.


Tengo una relación amor-odio con los bajos redondeados. Me encantan estéticamente, pero hacer el dobladillo es otro tema. Como no quería poner biés ni complicarme con el bajo, simplemente pasé la overlock e hice un mini dobladillo.


Ya preveía que las mangas serían largas, así que las rematé con una vista para llevarlas arremangadas.


Patrón: Camisa Safari, Ottobre 03/2017
Telas: coches retro y estampado geométrico, de Cal Joan
Cintas y etiqueta handmade, de Hilos y Más
Snaps bebé turquesa, de SnapClic


Pasad por Páginas Azules para ver la suya, es chulísima.

lunes, 15 de mayo de 2017

Versión 2.0


¿Os acordáis de esta camiseta? La cosí hace ya un par de años, y esta temporada ya no le valía a mi nena. Cuando íbamos a retirarla me pidió otra igual.


Amplié un poco a ojo - sobretodo le iba pequeña de sisas y de largo.


Igual igual no pudo ser, porque aunque me quedaba un resto de tela gris, no bastaba para cortarla con la misma forma. Pero qué a gusto se queda una cuando acaba por completo con un retal de esos que ya son trozos súper irregulares.


Así que la hice más corta (lo que daba la tela) y añadí abajo un volante con otro(s) trozos de tela (frunciendo primero con la overlock -poniendo el diferencial a 2 - y después uniendo ambas capas).


Aproveché para meterle otro detalle en ondulina de colorines.


El cuello sí que lo hice igual (en este post os conté cómo. Básicamente, piculina + adhesivo temporal en spray).


¿Os gusta? Ella encantada - y así ya podemos pasarle la otra a una amiguita.


Tela ni me acuerdo de dónde salió.
Piculina negra de una tienda de segunda mano (¡lo que se encuentra!).
Piculina de colorines, etiqueta handmade y adhesivo temporal en spray, de Hilos y Más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...